martes, 26 de enero de 2010

La censura y la doble moral


Yo soy una de las que admiten que ven il Grande Fratello (Gran Hermano). A diferencia de otras ediciones, èsta no me ha enganchado, sigo de lejos las aventurosas amorosas y censuradas de dos concursantes femeninas, una declaradamente lesbiana, la otra lo ha descubierto en "la casa". Bellísimas, femeninas, jóvenes, fantásticas. Se besan, se acarician, a veces juguetean con una tercera concursante, se entrelazan bajo las sábanas... y nada más.. porque la cámara que todo lo ve se gira para otro lado y el Gran Hermano cierra el audio para que no se conviertan en públicas las declaraciones de amor lésbico.
El Grande Fratello en Italia, muy lejos del que se emite en otros paises, censura gran cantidad de imágenes políticamente incorrectas, sus cámaras se detienen captando primeros planos de tetas (les encanta!) o siguiendo el tonteo entre dos tontos (chico y chica, obviamente) con banda sonora incluida, pero nada más.
Blasfemar va contra las normas del programa. En esta edición han expulsado a uno de los favoritos por decir "porco due" (equivaldría a un me cago en diez), y no es la primera vez que pasa. La dirección de las televisiones italianas lo deja bien claro: Dios en vano no se nombra... a dos pasos de los estudios televisivos en esta ciudad existe un complejo residencial llamado VATICANO, y con èl no se topa, quien se atreve desaparece de la escena pública.
Eso si, la dirección del programa se esfuerza en sacar a la luz los trapos sucios de la vida real de los oncursantes: ser mala madre, mal padre o tener un amante es suficiente para que los casi 11 millones de italianos fieles a esta tranmisión expulsen al culpable y casi lo destierren de por vida.
Es la doble moral de los medios italianos, fieles también a la idiosincrasia de este pais,
donde ser seguidor del Grande Fratello no tiene las connotaciones negativas que tiene en España, sus concursantes no son denominados freakies y gran parte de ellos encuentra su hueco en el espectáculo, actores como Pietro Taricone o Laura Torrisi, modelos y presentadoras como Melita Toniolo o Raffaella Fico, son productos de Gran Hermano. El telediario de las 20.00 de Canalecinque termina muchos lunes de la siguiente forma: "y ahora, antes del deporte, conectamos con la casa del gran hermano".... Si, el telediario. Alessandra Mussolini, parlamentaria del PDL, es asidua tertuliana de los programas que comentan las vicisitudes de estos concursantes. Hay algo más pornográfico que un diputado nacional que se mete a hacer estas labores?? Que el informativo conecte en directo con esta casa de vagos e inútiles?? No, es más asqueroso mostrar públicamente el amor entre dos mujeres.








3 comentarios:

Juani dijo...

tita: desde ke mas kitao, la pagina esta mas fea
besos warra

De La Rosa dijo...

no te he kitao, estas mas abajo, en entradas antiguas

Gabriela dijo...

jajaja...... buenisimo eso que dices que basta tener un mal expediente para ser desterrado de por vida... me hiciste reir realmente...
Noo... y deberías de ver como es el "Big Brother" como se llama aqui en México al Grande Fratello... No los pasan ni encuerados, bueno, más bien ni se encueran.... el mexicano es tan mocho que todos se bañaban siempre con ropa! y creo que la única vez que ocurrió algo así como una escena de "cama", reportaron una falla técnica, quitaron el audio y la camara se enfocó cerca de 4 horas a una pared!.. jajaja...