martes, 9 de marzo de 2010

Si yo fuera tu...

Si yo fuera tu..., en tu lugar yo haría..., creo que deberías o tendrías que.... Hay gente que no sabe llevar su vida adelante pero se tienen que meter en la tuya. No hay mayor placer para algunos que adoctrinar sobre lo que está bien y lo que está mal. Mi entorno está compuesto de buena gente, pero "moralizadores" de enciclopedia. Desgraciadamente muchos de ellos son infelices, o irrealizados, no obstante, se empecinan en "dominar" la vida ajena Por qué? Pues porque a veces recrearse en los problemas o defectos de los demás nos aleja de las miserias propias. Y ya sabéis a lo que me refiero, no hablo de los consejos transparentes que se dan en ambientes de necesidad entre amigos, entre personas cercanas. Yo odio este intrusismo, no lo soporto, me enerva la sangre... yo, que con bastante éxito suelo pasar hasta de mi misma, pero cuánto atrevimiento hay en "creo que deberías".... Sobre todo cuando se le dice a gente que vive su vida sin pedir nada a nadie, tranquila y en paz.
Uno de los temas que más odio es "Por qué no te sacas el carnet de conducir?" Evidentemente en Roma tener el carnet de conducir es como tener el documento de identidad, osea básico, dado que el transporte público es el que correspondería a una ciudad de provincias lo tienen todos. Pues porque no quiero, en todo caso si lo decido hacer ya te lo diré, así podrás dormir tranquil@. "Es que te da mucha libertad"... A mi me lo vas a decir so zopenc@??? Que me vine de Lepe a Roma sin carnet y aún no le he pedido a nadie que me lleve o me traiga a ninguna parte? Más libertad y más independencia que la mía ya me dirás. "Y cómo haces la compra?" Ojú... voy al supermercado, cojo un carro, meto lo que me hace falta, y en la caja pago... "Y si sucediera alguna desgracia, alguna urgencia???" Pues se vería y si no pues  blasfemaré contra todo por no tener el permiso de conducir y un coche en la puerta. Vamos, al margen del carnet me considero una persona bastante completa, sana, "si, si, lo que tú quieras pero sin carnet no eres nadie"..... Uffff....que agobiante eres,  voy a tomarme una copa, tú quieres otra? Ah no perdona, tu no puedes, tienes que conducir.... 

El aprendiz Carlos Castañeda paseaba con su Maestro, Don Juan, chamán del desierto de Sonora (México). Entonces Carlos ve un caracol que, saliendo de un jardín, se aproxima a la acera que desemboca al mismo tiempo en una gran avenida colapsada por el tráfico. El aprendiz coge el caracol y lo vuelve a depositar sobre la hierba del jardín. El Maestro le pregunta porqué. "Porque en la calle morirá". El chamán lo mira fijamente y le dice que interferir en la vida de los demás puede ser peligroso, "quien eres tu para decidir sobre la vida del caracol? Acaso estás seguro de que en el jardín sobrevivirá?? Podría venir un pájaro y comérselo. Podría venir una persona y pisarlo. A lo mejor su valentía de cruzar la calle lo salvaba, o le daba emoción a su vida de caracol, o simplemente era su deseo con lo cual respétalo"
Moraleja: Fatti i cazzi tua, como diría un romano, o lo que es lo mismo, métete en tus asuntos.
 


2 comentarios:

Juani dijo...

Ah,... hija yo también sufro ese mal. Parte de personas aburridas, sin vida propia, que se entretienen comentando la vida de quienes les rodean y pretendiendo dirigirles los pasos. Cuánto daño hacen. La respuesta a lo del carnet debería ser, si me lo permites, "Porque soy una señora y quiero dejar para otros algo que hacer que no sea aburrirse".

sexylú dijo...

TENGO MONO DE ESTE BLOG

Todo lo que dice fluye como agua...con sal!!